Hoy hago 45…

Seguimos?

Este escrito brotó escuchando este artista, Denez Prigent, y con la pieza, «Geotenn Ar Marv». Te invito a escucharla mientras tanto lees lo que sigue… te acercarás más a la atmósfera que ha nacido…

Buena escucha, buena leída…

Hoy hago 45… miro atrás y veo cinco años de aquel “hoy hago 40”… cuando camino hecho, y a la vez parece que sólo haya pasado un segundo… pero se que muchas cosas han cambiado, otros transformado, otras aclarado, otros aparecido… otras que todavía ni conozco… no soy el mismo… y a la vez sí…

Hoy hago 45, y tengo ganas de compartirte un cuento que resume bastante las 45 primaveras que he vivido… 

Andaba el andandor por un sendero en medio de la montaña… peregrino incansable de aquel camino que nunca se acaba, la Vida.

Había aprendido a seguir cada paso como si fuera el primero y el último… saboreaba cada nueva vivencia que el presente le iba mostrando delante, y al mismo tiempo, siempre tenía el recuerdo que nada, nada perdura por siempre jamás. Si llegaba el momento que había que desprenderse, no le hacía miedo, sabía que solamente era un capítulo de esta gran película que es la Vida misma. Sabía que hacía falta también ser libre de aquello que descubría y saboreaba como nuevo… por eso no se quedaba demasiado parado, y menos enganchado, seguía andando.

Un día hace frío, otro calor, también quizás llueve… y se levanta igual cada mañana, preguntándose en su interior, que es lo que se encontrará, qué regalo le está esperando… ayer puso la intención de ir a andar por la montaña mágica que es Montserrat, y la intención, hoy, es realidad, ya está materializada. Ha andado todo el día viviendo el presente lleno de regalos, sencillos, profundos… viviéndolos desde el único espacio que lo puede vivir, desde él mismo… hasta ahora no le era fácil…

IMG_0446

Y mientras tanto recuerda los últimos meses vividos y el vértigo que produce solamente recordarlo. Como el vértigo que esta mirando en uno de los acantilados de la montaña, que se despliega ante suyo cuando obre los brazos y mira el horizonte entonando un canto.

Hoy ya no le hace vértigo, ha aprendido a morir en vida, y sin estar ligado a nada, sabe que lo tiene todo… elige, también… ya libre… y ya ni llora de emoción, sólo siente una, para decirlo de una manera… paz.

Y da gracias a la frase que aquel maestro humilde le dijo un día y que siempre lo acompaña…

“No esperes que la Vida haga ni te dé nada que tú no estés dispuesto a darte antes…”

Y emprendió el viaje en Itaca… hasta dejar de culparse de todo aquello que no era y quería ser, dejar de criticarse cada vez que se daba cuenta de según qué pensamientos… aprender a mirarse al espejo directamente a los ojos y decirse: «te quiero!»… con tranquilidad y presencia, desde el fondo, allá donde se divisa la alma…

IMG_0494

Supo dar un paso adelante cuando los miedos lo mantenían helado y, a respirar profundo buscando la calma cuando un deseo o un pensamiento neuròtico lo perseguia…

Ha sabido parar y mirar atrás, abrazar la sombra y los fantasmas que arrastraba incluso antes de que él… haciéndolo tanto bien como sabía en cada momento…

Ha sabido bajar a los infiernos y también despertar de la fantasía de los deseos que eran nacidos de las necesidades… abrazar los demonios, los ángeles, la dualidad…

Se sienta hoy en la Taverna de la Vida con ellos dos, riendo, cantante, explicando historias, haciendo magia… brindando con el vaso que contiene la Verdad… mientras tanto al escenario, actores siguen representando la obra, algunos más conscientes que otros.

Y, el mismo viento que abraza las montañas, susurra silenciosamente el canto que la frase acoge…

“No esperes que la Vida haga ni te dé nada que tú no estés dispuesto a darte antes…”

IMG_0485

Y es regala una buena comida, un buen abrazo con la amiga, y el amigo, el saborear el aroma de la inocente flor, la contemplación silenciosa de la armonía natural que la montaña ofrece sin condiciones… el andar tant despierto como sabe en cada momento, con la intención sembrada en una buena tierra de cultivo, fértil y regada cuando corresponde…

Por fin está dispuesto a darse todo aquello que siendo, sin esperar nada, ni desear demasiado… entregándose al acantilado, echándose al vacío sabiendo que no hay fondo, sólo la Vida Real esperándolo… Está dispuesto a vivirse y convivirse con armonía, y a sabiendas de poner límites a aquel que todavía ni conoce los suyos pero quiere enseñarlos al otro…

Hoy este pelegrino anda Siendo, tant como sabe… amandóse tanto como se permite a si mismo…

Hoy la frase cambia… se transforma… empieza un nuevo estadio por él…

“Hoy estoy y puedo darme todo aquello que más siento, y lo siembro a través de la intención más humilde, sabiendo que todo es un sueño, sabiendo que puedo hacer negro o blanco el propio Paraíso… pero gracias a conocerlo, haber afrontado aquello que hacía falta, se que puedo elegir a qué parte del propio sueño seguir andando… hoy se que sólo depende de mí… y la Vida me lo da… o no… todo está bien…”

IMG_0463

Y el peregrino, custodio de un saber, saluda al alma de la montaña, y… sigue andando, no hacia casa… ya sabe que es él mismo y todo lo que le rodea.



Este es un cuento, u otro sueño quizás… o la propia realidad… mía? tuya? de otro?

Hoy yo en haya 45, me gusta el número.

Puedo ser algo más viejo, también, o algo más bello, también… soy aquello que me permito ser, libre de cadenas de este pasado que ahora se sienta a mi lado mirando también el paisaje… y reímos, juntos… con una sensación de gozo que se extiende por cada célula, por todo el cuerpo y el alma cuando huelo el olor del futuro, abrazando lo que llega, no esperando ya más, nada…

Hoy hago 45, y con muchas fotografías dentro de la cámara, algunas olvidadas, otras muy grabadas… todas guiadas desde el silencio hecho presencia de aquello innato y que no tiene sonido ni palabra… hoy Soy, aquel mismo que era, y seré… hoy soy un poco más consciente… incluso que sólo existe el ahora… hoy he aprendido a no creer… porque puedo vivir la magia… hoy puedo abrirme a ti, al otro, sabiendo en el fondo que todo es el mismo…

Hoy que cumplo 45 capítulos, ocupo mi lugar, y hago silencio, con las piernas cruzadas, con la respiración como canto sutil, con los pensamientos dando vueltas, sabiendo que sólo es el movimiento de este vacío donde todo Es. Y Siendo, tanto bien como se, espejo, por aquel que se quiera reflejar… y también siendo canto.. voz… de un sentir y un vivir… yo tuve orejas para escuchar… como cada cual las suyas…

IMG_0751

Gracias para estar aquí, gracias por escucharme… o quizás? … escucharte… quién sabe…

Seguimos andando…

22. marzo 2015 by Oriol Tarrago Costa
Leave a comment

Leave a Reply

Required fields are marked *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.