«Él» 2 de 2

(Lunes, Pascua de Resurrección. Este escrito es la continuación del anterior. Bueno sería que si no has leído el primero leas este antes para poder seguir el sentido global)

IMG_2128

 

Apenas el sol se perdía por el horizonte, acompañado por los últimos rayos. Daban paso a la noche, otro ciclo.

Cómo si me hubiera leído el pensamiento, la Voz continuó…

“Ciclos de existencias que vienen a experimentar buscando el Amor. Tienen delante el blanco y el negro, y llevan milenios intentando ser alguno o huyendo del otro. Milenios separándose.

Todo es más fácil. No se trata de elegir uno o el otro, cuando sabes que son el mismo. Uno forma parte de una mirada, y el otro de una otra. Aprender que es igual que sea de noche o de día, la luz o la oscuridad, cada cual elige, cuando se es consciente.

Si supieran que las vidas que están viviendo no son nada más que decorados proyectados a la pantalla mental de cine, de carretes de películas mal aprendidas y gestionadas del pasado de él y los de antes de él, o ella. No son libres, la mochila de su antepasados los pesa demasiado y la mayoría cree que no les afecta porque está detrás, a las espaldas, como olvidado. Los mantiene bajo el agua, tomados por las emociones.

Mirar hacia atrás ayuda a sembrar, ahora, para recoger mañana!! Ya nunca más el futuro será el pasado que sin saberlo era tu presente. Serás la expresión de la chispa Divina que hay en ti, serás la creatividad que se expresa en la danza armónica de la Vida. Instrumento y música, andarás por encima las aguas pudiendo mirar debajo y encima. Andarás por fin por el camino del medio siendo creador, siendo faro auténtico, consciente, presente, serás tú, aquel que Eres y siempre has sido.

Mirar atrás es limpiar la flauta porque el aire pase y no se pare para nada. Mirar atrás es estar en paz con aquellos dos que te dieron la Vida, todos los demás, hombres y mujeres, amigos y enemigos, han salido a partir de ellos. Mirar atrás es hacer las paces con el pasado para poder por fin, quizás, seguir haciendo aquello que ya hacías. Pero nunca más será igual, te sentirás libre, como el pájaro que vuela por las montañas, la flor que se abre radiante de belleza, el agua que abraza las piedras, el roble sabio que ve pasar los siglos…”

28. marzo 2016 by Oriol Tarrago Costa
Leave a comment

Leave a Reply

Required fields are marked *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.